NaMaSTe YoGa BiLBao

 

La postura del Pez se debe ejecutar siempre después de Sarvangasana, (la Postura sobre los Hombros), para contrarrestar la presión que esta postura ejerce sobre las vértebras cervicales y sobre la tiroides, si no se hiciese esta contrapostura la Postura sobre los Hombros podría causar nerviosismo. En Matsyasana conseguimos contraer y masajear la región dorsal, abrir bien el pecho y respirar profundamente.

 

Beneficios

  • Los textos tradicionales de Hatha Yoga dicen que Matsyasana “destruye todas las enfermedades”.
  • Estira los músculos flexores de las caderas, el psoas, y los músculos intercostales entre las costillas.
  • Estira y estimula los músculos del abdomen y de la garganta.
  • Estira y estimula los órganos del abdomen y la glándula tiroides.
  • Fortalece los músculos de la parte superior de la espalda y del cuello.
  • Mejora la postura.

Contraindicaciones y precauciones

  • Tensión alta
  • Migrañas
  • Insomnio
  • Lesiones en las vértebras cervicales o lumbares

Ejecución paso a paso

  • Tumbarse sobre la espalda con las piernas estiradas y los pies juntos.
    Colocar las palmas de las manos hacia abajo bajo los glúteos y los codos tan juntos como sea posible. Una vez que se sienta cómodo en esta posición inicial, puede elegir comenzarla con los brazos a lo largo del cuerpo en lugar de debajo.
  • Empujar con los talones hacia abajo, alejándolos de las caderas. Girar la pelvis hacia delante y asentar bien el coxis en el suelo, este gesto le permitirá elevar el torso y abrir el pecho.
  • Levante el pecho llevando los hombros hacia atrás, juntando los omoplatos, expandir bien el pecho y levantarlo apoyándose sobre los codos.
  • La cabeza al principio se eleva también del suelo, bajarla hasta colocar la parte superior de la cabeza suavemente en el suelo, intentando doblar bien el cuello, estirando la garganta y contrayendo la parte posterior del cuello.
  • Mantener entre 10 - 30 segundos.
  • Para deshacer, inspirar, presionar con los codos en el suelo y levantar la cabeza llevando la barbilla hacia el pecho. Después exhalar y despacio quitar el apoyo de los codos y lentamente tumbarse en el suelo, comenzando desde la zona lumbar y por último la cabeza.

Para los principiantes

Cuando comenzamos la practica de las posturas de yoga podemos sentir molestias en esta postura. Si usted siente molestias en el cuello o en la garganta, relaje y baje un poco el pecho, o bien apoye la espalda sobre una manta doblada o un bloque.

Variantes

  • Según se vaya sintiendo cómodo en esta postura, puede soltar los brazos y colocar las manos en posición de oración sobre el pecho, o en el suelo hacia atrás.
  • Otra variante puede ser elevando las piernas del suelo y estirando los brazos en el aire con las manos juntas.
  • Los estudiantes más avanzados pueden ejecutar esta postura con las piernas en Padmasana o Postura del Loto. 

 

NaMaSTe YoGa BiLBao  |  espazio@namasteyogabilbao.es