NaMaSTe YoGa BiLBao

 Vinyasa es el nombre sánscrito que se le da al vínculo entre la respiración y el movimiento. Aunque este vínculo es parte inherente a las prácticas de asanas en yoga (pues todas involucran una respiración consciente y controlada) el vinyasa tiene la particularidad de acompasar cada movimiento con una exhalación, retención o exhalación, lo que hace que se trate de movimientos fluidos.

 

La esencia de esta práctica está en coordinar el movimiento con la respiración. Mediante este principio básico, nos aseguramos que el organismo entero, mientras está en actividad física esté constantemente oxigenado. El oxígeno continuo optimiza los beneficios de cada postura, y la respiración profunda y consciente combinada con el movimiento nos ayuda a mejorar la capacidad de respiración desarrollando el sistema respiratorio. La practica de yoga requiere respiración fluida: no aguantes o contengas el aire.

Extraido de Yogateca.

 

NaMaSTe YoGa BiLBao  |  espazio@namasteyogabilbao.es